Trabajar en otra empresa durante una excedencia por cuidado de un hijo o un familiar

La excedencia para cuidado de un hijo o un familiar tiene una causa definida y, a diferencia de la anterior, tiene repercusiones de cara a la empresa y a la Seguridad Social.

En primer lugar, obliga a la empresa a reservar al trabajador un puesto de trabajo durante el tiempo que dure la excedencia.

Por otro lado, aunque la empresa no cotiza a la Seguridad Social, el trabajador se encuentra en situación asimilada al alta y se entiende dicho periodo cotizado a los efectos de jubilación o incapacidad permanente.

Todas estas ventajas se tienen en virtud de que la excedencia se pide para conciliar la vida laboral y familiar, esto es, la necesidad de cuidar a un hijo o a un familiar.

En consecuencia, sería fraudulento solicitar este tipo de excedencia para trabajar en otra empresa y sancionable con el despido disciplinario por la empresa.

Ahora bien, ¿y si existe otro trabajo que permite trabajar y a la vez cuidar al hijo o familiar?

La jurisprudencia considerado adecuado y procedente trabajar en otra empresa, siempre que ese nuevo trabajo permita compatibilizar el cuidado del familiar mejor que el anterior empleo en el cual se ha solicitado la excedencia.

Para acreditar esta situación, habrá que valorar el horario, la ubicación y la jornada de trabajo del nuevo empleo respecto al que se ha solicitado la excedencia. Por lo que se tendrá que analizar cada caso de manera individual.

En definitiva, no se puede solicitar esta excedencia con el objetivo de trabajar en otro lado, pero sí que sería posible trabajar en otra empresa si permite conciliar la vida laboral y familiar mejor que en la empresa en la que se solicita la excedencia.

¿Tengo derecho a prestación por desempleo al solicitar la excedencia?