Día Internacional del Orgullo LGTBI. Seguir luchando por la igualdad

Este año, USO celebra el Día del Orgullo LGTBI con esperanza y con la mirada puesta sobre la Ley Trans. Recordamos la importancia de seguir luchando por la igualdad, reinventarse cada día y de tener presente que no todo está conseguido

En el Día Internacional del Orgullo LBTBI, USO recuerda la importancia de continuar la lucha por la igualdad.

Todo por hacer

La diversidad está cada vez más normalizada en la sociedad, especialmente en las nuevas generaciones. Se han producido algunos avances en materia de protección y derechos para las personas LGTBI, así como en conciencia social. No obstante, la consecución del objetivo de igualdad plena requiere de un cambio profundo en las personas y en su educación, por lo que probablemente nunca dejemos de trabajar en ello.

No, no todo está conseguido. Todos los días aprendemos algo nuevo, aparecen historias y personas que tienen algo que decir. El claro ejemplo es la Ley Trans, cuyas premisas fundamentales aún subyacen bajo un profundo debate, y que sigue pendiente de aprobación.

Otra tarea o reto, que últimamente se nos presenta especialmente difícil, es intentar dejar de identificar la lucha de las personas LGTBI con la ideología o la política, en el sentido más estricto de la palabra. Hace unos días, el alcalde de Múnich propuso iluminar el estadio de la ciudad con los colores de la bandera LGTBI en la Eurocopa. Lo hizo a modo de protesta, tras la aprobación de la nueva legislación húngara, que afecta negativamente a los derechos de las personas LGTBI en ese país. La UEFA ha rechazado la propuesta por no ser neutral, a pesar de defender y promover la igualdad.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Madrid no colocará la bandera LGTBI este año, a pesar de que sí lo ha hecho en años anteriores. Madrid es una ciudad muy abierta y que siempre se ha caracterizado por el apoyo a este colectivo. Un simple gesto como eliminar la bandera de una institución oficial supone un retroceso.

Sensibilización, visibilidad y diversidad en las empresas

Todavía se discute la conveniencia de sensibilizar sobre género o diversidad sexual en las escuelas, lo que no tiene ningún sentido. Tenemos un grave problema de absentismo, abandono escolar, discriminación, acoso, carencias emocionales y problemas de salud mental entre nuestros menores, en parte por ignorancia y desconocimiento. El tema se ha polarizado. Ya no se debate sobre las posibles soluciones ante un problema que es evidente: para algunos esto no es tan siquiera un problema.

También, en algunas industrias como el cine o el deporte, la visibilidad LGTBI aún es un mito. No es que quede mucho por hacer es que queda todo por hacer. No solo en estos ámbitos las mujeres no se encuentran debidamente representadas y valoradas, también muchos hombres (principalmente, aunque también mujeres) tienen que esconder su orientación sexual para evitar recibir un trato discriminatorio. La LGTBIfobia en el deporte es más frecuente, todo lo que se asocie a lo femenino es señalado. En el cine, algunos directores ya se han declarado activistas LGTBI, pero, ¿nos imaginamos a una directora lesbiana?

Por otro lado, desde USO consideramos de gran importancia crear en las empresas, además de planes de igualdad, planes de diversidad que incluyan medidas para acabar con la discriminación de los trabajadores LGTBI y que puedan tener un empleo digno sin sufrir ser discriminados, visibilizando a las personas LGTBI y trans, con campañas de sensibilización que faciliten la integración de la igualdad del colectivo en los centros de trabajo y poco a poco se vaya trasladando al conjunto de la sociedad.

Legislación LGTBI

Según el informe anual de ILGA-Europa de 2021 sobre los derechos del colectivo LGTBI en Europa, España desciende a la octava posición de su clasificación sobre los derechos del colectivo por el desamparo de las personas trans.

El informe revela una inactividad legislativa global, habiéndose aprobado una única ley en materia de identidad de género en Islandia, donde se ha reconocido a las personas no binarias. Los casos de abuso y delitos de odio han crecido en los ámbitos social y familiar.

La bajada de España en la clasificación este año se explica por la incorporación de dos nuevos indicadores, entre los que se encuentra el reconocimiento de personas no binarias, además de que las leyes autonómicas no cuentan en el ranking, solo las de ámbito estatal. ILGA insta a España a aprobar una Ley Trans, así como la prohibición de terapias y la introducción de políticas de asilo para personas LGTBI.

Por otro lado, los protocolos que exige la Ley de Igualdad de 2007 para hacer frente al acoso laboral no se han implementado correctamente. Ya son varias las organizaciones, entre ellas USO, las que denunciamos la falta de control y transparencia sobre el registro de los protocolos y las inspecciones de trabajo. Este acoso afecta de forma inequívoca a las mujeres, pero también a las personas con orientaciones sexuales o expresiones de género no heteronormativas, especialmente en algunos centros de trabajo.

Ley Trans

Si no analizamos la realidad de las personas trans y las barreras que estas enfrentan para poder ser quienes quieran, con total libertad y tranquilidad, nunca conseguiremos la igualdad real. Tampoco si no reconocemos sus derechos en el ordenamiento jurídico. La aprobación de una ley trans a nivel nacional es el principal reclamo de la FELGTB y también de USO.

Actualmente son 11 las comunidades que tienen aprobada una ley que contempla, entre otras cosas, la autodeterminación de género. No obstante, existen competencias que pertenecen al Estado, como la de administración, y por ello principalmente, es necesaria la cobertura a nivel nacional.

Por otro lado, aspectos como la identidad nacional -que muchos sectores de la sociedad reivindican- nunca será posible si derechos tan fundamentales se ven repartidos de esta manera en función del territorio de aplicación. Una ley paraguas cubriría las carencias legales que sufre este colectivo y, a su vez, demostraría el férreo compromiso de nuestro país con la igualdad y con todas las personas que viven en él.

La inclusión es importante para USO en la medida en la que creemos que los beneficios de una sociedad inclusiva y diversa son infinitos. Primero, la libertad es un derecho indiscutible. Pero además, el talento y el potencial humano que existe en nuestro país es digno de aprovechar y nunca lo conseguiremos si tenemos ciudadanos apáticos, marginados o frustrados por sentir que no encajan.

El debate sobre la Ley Trans no puede quedar enquistado, debe ser superado para poder avanzar.

Animamos a celebrar el orgullo LGTBI con estas y otras reivindicaciones, a no rendirnos ni perder la perspectiva: la igualdad es lo más importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *