Conozco a uno que luchó contra Franco y no era comunista

La Asociación de Ex Presos Políticos del Franquismo, promovida por miembros del extinto PSUC, y de la que soy miembro pasivo, me invitó a la presentación del libro «El TOP, la represión de la libertad (1963-1977)». Fue ayer en la sede de CCOO; fui, compré el libro, ojéelo, y me dispuse a oir a los interventores en el acto.

El TOP, Tribunal de Orden Público, como poca gente sabe porque no se lo han explicado, y algunos de edad lo recuerden, era el instrumento judicial de la dictadura franquista para darle un toque, imposible, de legitimidad judicial a la represión contra los disidentes activos.

El libro, cuyo autor es Juan José del Aguila, prestigioso laboralista y magistrado, es un esfuerzo loable de recuperación y recopilación sobre lo que díó de sí aquel siniestro tribunal. Solo por eso el libro merece ser comprado.

Ahora bien, el enfoque podríamos llamar «político» del libro se desliza por esa pendiente que tanto agradaba a Franco en la época de la «guerra fría», al amparo de la cual el dictador salvó su dictadura y, tal vez, su pellejo, y a los voceros de lo que queda hoy del partido comunista en España: Que sus únicos enemigos eran los comunistas, decía Franco, y que los únicos que luchaban contra Franco eran los comunistas, dicen sin apenas recato los voceros del pce de hoy.

Con todos los respetos y reconocimiento a los militantes comunistas que dieron lo mejor de sí mismos en la lucha por la libertad y la democracia, afirmo que eso no es cierto y que, mal que le supiera a Franco o a los voceros comunistas de hoy, tal vez empeñados en compensar con exageraciones históricas la languidez del presente, fuimos legión los que luchamos contra la dictadura franquista y de muy diversas inspiraciones socio-políticas, sindicales e ideológicas.

Para fundamentar lo que acabo de decir, o desmentir, dos datos, uno lejano y verificable, y otro referido al propio libro que me ocupa, y verificable también:

1) La estrategia troncal del Partido Comunista de España, PCE, en los 50, 60 y 70, era el llamado «Pacto por la Libertad», una confluencia infinita con todas las fuerzas, o debilidades, que a izquierda o derecha estaban contra Franco y por la Democracia. En aquella época si le decías a un comunista, dirigente o de base, que eran los únicos que luchaban contra la dictadura estabas insultando su inteligencia y la estrategia del Partido.

2) El libro que me ocupa dedica 117 páginas a nominar los procesados por el TOP en su periodo de funcionamiento, de 1963 a 1977. Oigan, hubo un sumario instruido por el TOP, el 261-72, contra 10 militantes de la Unión Sindical Obrera, la USO, contra los cuales se pedían 122 años de cárcel «por asociación ilícita en grado dirigente». Cuatro meses después, el TOP instruía el sumario 1001-72 contra dirigentes de CCOO, y amigo alguno de ellos, de filiación comunista, y para los que se pedían penas de cárcel también muy elevadas… Pues bien, en las 117 páginas de marras del libro en cuestión, no hay ni rastro del 261-72 ni de aquellos 10 infelices, entre los que me sigo hallando.

En fin, si tienen los 18 euros que cuesta compren el libro, pero tengan en cuenta mi opinión fundada que se la ofrezco gratis.

Por Manuel Zaguirre – ExSecretario General de la USO.  (26.1.2022)