Aumentan los accidentes in itinere a pesar de la pandemia

Según la Estadística de Accidentes de Trabajo, los accidentes in itinere aumentaron hasta febrero un 8,5% a pesar de los efectos de la pandemia sobre la actividad económica y la movilidad

La Estadística de Accidentes de Trabajo hasta febrero recoge un aumento de los accidentes in itinere, hasta alcanzar la cifra de 13.754. De este total, 127 fueron graves y 15, mortales, descendiendo con respecto a 2020.

Según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, los accidentes in itinere aumentaron un 8,5% en los dos primeros meses del año. Y ello, a pesar del descenso de la actividad laboral, la extensión del teletrabajo y las limitaciones a la movilidad que ha traído consigo la pandemia. En enero y febrero de 2020, los accidentes de trabajo con baja in itinere fueron 12.675.

De este aumento de accidentes en el trayecto de ida y vuelta al trabajo hay que destacar que, en su mayoría, los han sufrido las mujeres y que en este período se han disparado un 17,4%. Estos datos están relacionados con la vuelta a la presencialidad en algunos sectores y los problemas a la hora de conciliar horarios de trabajo con los escolares. La doble y, en algunos casos, triple jornada a la que se ven expuestas las mujeres, que genera estrés y prisas son un factor decisivo en muchos de estos accidentes. Y que este repunte se produzca cuando se está volviendo tímidamente a la actividad presencial, es alarmante.

Siniestralidad laboral febrero

Hasta el mes de febrero se han producido un total de 163.389 accidentes laborales. De estos, 84.426 fueron con baja y 78.963, sin baja. Ambos descendieron un 10,4% en el caso de los accidentes con baja y un 21,3%, los que no produjeron baja con respecto al mismo periodo de 2020.

Es importante tener en cuenta que estamos comparando con los datos de febrero de 2020, cuando aún no se había desencadenado la crisis sanitaria que paralizó el país. Es decir, la comparativa se realiza con una situación prepandémica de actividad mucho más elevada que en el periodo actual. Por eso, las cifras de descenso de accidentes no son especialmente significativas y nos lleva a tener que analizar el porqué, en un país a medio gas, seguimos teniendo estas cifras.

Por otro lado, el 94% de los trabajadores que sufrieron un accidente laboral con baja fueron asalariados. Del total de accidentes laborales con baja, 70.672 tuvieron lugar durante la jornada, lo que supone un descenso del 13,3%. De estos, 545 fueron graves y 90, mortales.

Ni una muerte más en el trabajo

Durante los dos primeros meses de 2021 han perdido la vida en el trabajo o en el camino a él un total de 105 trabajadores. Durante la jornada de trabajo se han producido 90 fallecimientos -80 hombres y 10 mujeres- con un descenso del 6,3%, donde se incluyen 3 por covid-19. A los fallecimientos durante la jornada hay que sumar los 15 accidentes mortales in itinere.

A pesar de que las muertes en el trabajo han descendido un 12,5% en estos dos meses de 2021, nos enfrentamos a una elevada pérdida de vidas.

En cuanto a la forma o contacto que se produjo el accidente mortal, durante la jornada de trabajo aumentan significativamente los accidentes de tráfico. Al aumento de los accidentes in itinere hay que sumar los accidentes en misión, fruto de la falta de medidas preventivas seguridad vial, del aumento de los ritmos de trabajo y la exigencia en la entrega del producto o la realización del servicio.

Por otro lado, en la estadística se puede comprobar que, aunque haya habido un ligero descenso del 6,3% en la mortalidad durante la jornada de trabajo, los accidentes producidos por infartos o derrames cerebrales mantienen las cifras del año anterior. Se debería elevar a debate legislativo, la obligatoriedad de los reconocimientos médicos teniendo en cuenta los factores de riesgo psicosocial del puesto y los factores de riesgo propios de la persona.

Contagios por covid-19

En cuanto al covid-19, se han notificado al sistema DELTA 3.519 accidentes, 8 graves y tres mortales durante enero y febrero. La distribución por sexo es de 2.830 mujeres y 689 hombres.

El informe, publicado por el INSST, indica que se han reconocido desde el inicio como contingencia profesional 11.848 procesos de IT.

El sector sanitario es el que más se contagia y el personal de enfermería es el más proclive al contagio.