USO-CANARIAS en el 1º de mayo 2018

“Unidad Sindical Por Los Derechos Laborales”. El mensaje que se podía leer en la pancarta de cabecera durante la manifestación del Primero de Mayo en Santa Cruz de Tenerife resumía el espíritu de la convocatoria, que otros años se ha caracterizado por la división y que en esta ocasión se desarrolló de forma unitaria, aunque con espacio para las reivindicaciones sectoriales. La calidad del empleo y la situación de las pensiones marcaron las reivindicaciones del Día del Trabajo.

Unas 5.000 personas participaron en la marcha celebrada en la capital tinerfeña, que arrancó con 20 minutos de retraso  sobre la hora prevista –11:00– y cuya cabecera –en la que se encontraba el secretario general de USO-CANARIAS, José Ramón Rodríguez Pérez y la Secretaria de Acción Sindical, Sandra Tarín Herrera.

Las marchas unitarias de ayer en las capitales del Archipiélago fueron respaldadas, además de por UGT y CCOO, por Intersindical Canaria, USO-CANARIAS, SOC, CSIF y Sindicalistas de Base. También concurrieron representantes de colectivos como la Plataforma en Defensa de las Pensiones Públicas, que en los próximos días celebrarán nuevas movilizaciones. Las demandas de los pensionistas se unieron a las de otros colectivos, como las camareras de piso, y realzaron las reivindicaciones de igualdad salarial entre hombres y mujeres.
Tras recorrer las calles Méndez Núñez y El Pilar –coreando lemas como “Rajoy, escucha, el pueblo está en la lucha”, “No a los recortes” o el clásico “Hace falta ya una huelga general”– la manifestación tinerfeña desembocó en la plaza de la Candelaria, donde se inició la fiesta sindical al son de “La Internacional” y la participación del grupo musical “NI1 Pelo de Tonto”.