Adaptación de la jornada y lactancia

Desde el pasado 8 de marzo, los trabajadores tienen más derechos en materia de conciliación de la vida laboral y familiar:

En concreto, se ha reforzado su derecho a adaptar la jornada para favorecer su conciliación familiar y laboral [ET, art. 34.8] :

  • Si el convenio no regula los términos de este derecho y un trabajador pide adaptaciones en su jornada, en la ordenación del tiempo de trabajo o en la forma de prestación de los servicios (incluido el teletrabajo), la empresa queda obligada a negociar la solicitud durante un máximo de 30 días (si la solicitud se pide para cuidar mejor a sus hijos, sólo tendrá derecho a adaptar su jornada hasta que éstos cumplan 12 años).
  • Tras la negociación, la empresa debe comunicarle si acepta o deniega su petición, o bien podrá plantear una alternativa que también permita atender las necesidades de conciliación. Si el trabajador no está de acuerdo con la decisión de la empresa, puede impugnar ante los tribunales.

Hasta ahora, los trabajadores tenían derecho a adaptar su jornada en los términos fijados en el convenio o acordados con el empresario.

También se ha reconocido el permiso de lactancia para ambos progenitores. Hasta ahora, si los dos trabajaban, sólo uno de ellos podía disfrutar de la lactancia. Sin embargo, ahora:

  • Ambos tienen derecho a la lactancia, con independencia de si trabajan o no.
  • La ley sólo impone límites si ambos trabajan en la misma empresa, en cuyo caso ésta puede limitar el ejercicio simultáneo de la lactancia por razones objetivas (comunicándolo por escrito al afectado, pudiendo éste reclamar si no está de acuerdo).

Fuente: Social-pro