PROGRESO LEGISLATIVO Y RETROCESO POLÍTICO PARA LA UE

Joaquín Pérez, secretario general de la USO, Javier de Vicente, secretario de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible, y Marie Homburg, delegada de la USO en Bruselas, han participado en el Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que se ha reunido los días 26 y 27 de marzo en la capital comunitaria.

Los dirigentes de la CES han exhortado a los sindicalistas europeos a movilizarse en la euromanifestación del día 26 de abril, en la que quiere reunir a 10.000 personas en las calles de Bruselas. La USO participará en esta protesta, en la que se reclama a la UE proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras, la Justicia Social y la Democracia y valores del proyecto europeo.

En materia institucional, la CES expresa satisfacción porque, por primera vez en la historia, ha sido invitada a participar en el Consejo informal de ministros de economía y de finanzas de la UE (ECOFIN) para dar seguimiento a su participación en la cumbre social tripartita y en el diálogo macroeconómico europeo.

El Brexit sigue siendo un tema que genera mucha incertidumbre, por su impacto negativo potencial en los derechos de los trabajadores de toda Europa. Joaquín Pérez subraya que “la protección de los derechos de los trabajadores es nuestra prioridad absoluta. Debemos evitar a toda costa que paguen el precio de un Brexit duro o sin acuerdo”. La CES está a favor de otorgar una prórroga a las negociaciones al Reino Unido para preparar mejor el post-Brexit y a sabiendas de que esa decisión impactará en el resultado de las elecciones europeas.

A este respecto del proceso electoral europeo a finales de mayo, la CES está muy preocupada por la posibilidad de ascenso de partidos políticos eurófobos y antidemocráticos, que podrían perjudicar gravemente los derechos de los trabajadores al poner trabas al Pilar Europeo de Derechos Sociales (PEDS) y a las iniciativas legislativas en curso que lo concretan. Entre ellas, destacan el paquete sobre movilidad -muy importante para las condiciones de trabajo de trabajadores móviles, como los conductores de camiones-, el establecimiento de la Autoridad Laboral Europea, y la revisión del reglamento sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social europeos.

Trabajando con persistencia, y con la ayuda de sus afiliadas, la CES ha conseguido que los legisladores europeos tengan en cuenta varias de sus exigencias y se felicita por los acuerdos alcanzados -aunque estos no sean perfectos-.

El Comité Ejecutivo de la CES también ha dedicado una buena parte de su reunión a la preparación de su 14º Congreso, que se celebrará en Viena (Austria), entre los próximos días 21 al 24 de mayo.