Aumenta el consumo de droga durante la crisis del covid-19

Abordamos este 26 de junio, Día Internacional contra la Droga, con los peores datos en cuanto a consumo y adicción  como consecuencia de la crisis del covid-19, el confinamiento y el fácil acceso a estas sustancias

Hoy, 26 de junio, Día Internacional contra la Droga, tenemos que lamentar los peores datos en cuanto a aumento de adicciones y consumo, como consecuencia de la crisis sanitaria del covid-19, el confinamiento y el fácil acceso que tenemos en nuestro país a determinados tipos de drogas.

Cuando hablamos de droga, se nos viene automáticamente a la cabeza drogas químicas tipo cocaína, heroína, speed, etc., y olvidamos por completo que en nuestro día a día tenemos acceso y consumimos otro tipo de drogas como son el alcohol, el tabaco, la marihuana o antidepresivos, entre otros.

Así, desde USO alertamos del aumento exponencial del consumo de algunos tipos de drogas como consecuencia del confinamiento, provocado principalmente por la ansiedad que ha supuesto para muchas personas el estar encerradas o que han consumido unas drogas en sustitución de otras a las que no podían acceder.

Aumento del consumo de droga: alcohol y ansiolíticos

Uno de los casos más destacables ha sido el aumento de consumo de alcohol. Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo de bebidas alcohólicas ha aumentado un 85% durante el confinamiento y el estado de alarma. Según los expertos, este aumento del consumo de alcohol se ha debido a que las bebidas alcohólicas se han considerado como un relajante de cara a afrontar el encierro en sus casas, y a que consumidores de drogas ilegales o químicas han recurrido al alcohol buscando efectos similares a los que producen ese tipo de drogas.

Durante el confinamiento también ha aumentado el consumo de psicofármacos y ansiolíticos. Según el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, este tipo de medicamentos han aumentado sus ventas un 20% durante el estado de alarma. Pese a que la mayoría de estos fármacos se dispensan con receta y no ha habido consultas presenciales, muchos han sido los profesionales de la salud que han recetado este tipo de fármacos para casos de ansiedad. La ansiedad ha pisado fuerte durante el confinamiento y, como consecuencia, los fármacos para paliarla. El problema está cuando ese tipo de fármacos se toman de forma generalizada, sin seguir unas pautas médicas y se convierten en una rutina.

Referente al consumo de tabaco durante el confinamiento, no hay estadísticas. Sí que está demostrado que, por ejemplo, cuando una persona está convaleciente en su domicilio tras una intervención quirúrgica o tiene que guardar un reposo, fuma más, por lo que se entiende que el consumo de tabaco, por ende, ha aumentado también durante el estado de alarma, pero no hay datos oficiales.

Proceso de desintoxicación tras el confinamiento

Con la vuelta a la nueva normalidad, muchas personas están viviendo un proceso de desintoxicación tras el confinamiento. Al volver a la rutina, ya no hay tanto tiempo libre para consumir alcohol, pero el cerebro, debido a que durante unos meses se le ha acostumbrado a recibir el estímulo del alcohol de forma diaria es algo que demanda y ocurre lo que comúnmente denominamos “mono”. Lo mismo pasa con el abuso de psicofármacos de forma descontrolada. Cuando se toman ese tipo de medicamentos, los profesionales de la salud pautan cómo empezar a dejar de tomarlos para que el cuerpo se acostumbre poco a poco. El problema es cuando no ha habido prescripción o nos la hemos saltado y de repente nos quitamos ese tipo de fármacos, se ha creado una dependencia a ellos para dormir por ejemplo y el cuerpo los necesita y puede tener efectos secundarios en nuestro organismo.

Además, recordamos que USO tiene firmado un acuerdo con Alcohólicos Anónimos en el que pueden participar aquellas personas afiliadas que tengan adicción al alcohol y quieran salir de ella.

Conocer los efectos del consumo de droga durante el confinamiento

Por todo ello, desde USO, este 26 de junio llamamos a los Gobiernos central y autonómicos a hacer un estudio sobre consumo de drogas de la población española durante el confinamiento para conocer el alcance real de este consumo y los posibles efectos que puede tener en la salud de las personas, ya que también afecta en la salud pública y bienestar de la sociedad. Pedimos que se pongan en marcha unidades específicas para tratar este tipo de adicciones (ya existe la unidad contra el tabaco con buenos resultados) y se dote a los profesionales de la salud de las herramientas necesarias para abordarlas, así como dotar presupuestariamente a las asociaciones que trabajan con este tipo de personas, ya que se pueden ver desbordadas en los próximos meses.

El consumo de cualquier tipo de droga afecta en nuestro organismo, pero también son un arma de destrucción de familias, amistades y pérdida de trabajo. No permitamos que el consumo de cualquier tipo de droga arruine nuestra vida y la de las personas que nos rodean y si conocemos a alguien que tiene cualquier tipo de adicción, ayudemos a que salga de ella. Al final, todo repercute en la sociedad y la sociedad no puede vivir de espaldas ante un problema como es la droga y los efectos que puede causar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *