La fuerte dependencia de los servicios y la amenaza de crisis industrial lastran el desempleo de octubre

El paro sube un octubre más por la fuerte dependencia que España sigue teniendo del sector Servicios y que, lejos de corregirse, puede verse agravado “por la amenazadora crisis industrial que estamos observando, con un goteo constante de anuncios de cierres y despidos masivos que no se veían desde los peores años de la crisis y que precisan de actuaciones urgentes que hagan a España atractiva para la implantación industrial de valor añadido y que se frenen las deslocalizaciones. Trabajadores formados en paro nos sobran, pero hace falta una apuesta política real”, pide Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

Cabe recordar, además, “que buena parte de quienes encuentran un puesto de trabajo en octubre no lo hacen porque se cree empleo, sino por la inercia del mes, con contrataciones en Educación y en la Administración de miles de docentes y funcionarios temporales o interinos a la espera de que se estabilice su situación”, continúa Estévez.

No obstante, “sí parece haber un destello de positivismo en la contratación indefinida, aunque con matices. Ya era hora de que los de duración indeterminada sobrepasaran la cifra del 10% del total de contratos mensuales. Si miramos a la conversión de temporales a indefinidos, podemos comprobar que, tal y como llevamos años demandando, está aflorando el fraude en la contratación que el plan especial con Inspección de Trabajo está tratando de destapar poco a poco, como también se ve en la afiliación a la Seguridad Social, que creció en 130.360 personas. La cruz de la contratación indefinida es el tipo de jornada, pues más de la mitad son a tiempo parcial”, matiza la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

Con el final del verano, los jóvenes vuelven a verse entre los más perjudicados por el desempleo, “subiendo tres veces más el de los menores de 25 años que el de los adultos. Esperamos que el plan que se está cociendo para potenciar el plan de empleo juvenil tenga efectos reales, ya que los instrumentos actuales, como la Garantía Juvenil o los contratos formativos no han funcionado, como puede verse este mismo mes, donde solo suponen un 0,7% del total de contratos”, remata Laura Estévez.