Aplaudimos vincular las pensiones al IPC, pero pedimos mayor pluralidad del Pacto de Toledo

Desde USO, valoramos que desde el Pacto de Toledo se traslade la recomendación de volver a la revalorización de las pensiones en función del IPC todos los años, no solo por un acuerdo político puntual, dejando atrás el incremento insignificante del 0,25% que se lleva aplicando desde 2014. Sin embargo, no hay olvidar que el Pacto de Toledo tiene como función la redacción de propuestas o recomendaciones y que estas deben desarrollarse en el marco del Diálogo Social para luego pasar, o no, a un texto legal.

Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral, recuerda que “USO ha solicitado comparecer en la comisión del Pacto de Toledo para aportar nuestras propuestas, sin obtener respuesta ninguna y mucho nos tememos que este debate, en lo que respecta a la parte social, va a quedar, una vez más, limitado a unos pocos, sin tener en cuenta los planteamientos de otras organizaciones que tenemos mucho que aportar. Una muestra más de lo discriminatorio y excluyente que es el mal llamado Diálogo Social en España”.

USO, junto con las más de 250 organizaciones que componen la MERP, reivindicamos el blindaje de las pensiones en la Constitución para evitar estos vaivenes y la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los pensionistas en los últimos años como consecuencia de las dos grandes reformas del sistema, de pensiones, las producidas en 2011 y 2013. “Entendemos que vincular de nuevo las pensiones al IPC es un medida positiva, pero evidencia una vez más lo expuesto que está nuestro sistema de pensiones a las políticas del gobierno de turno. La experiencia nos demuestra que, en cualquier momento, puede volver a modificarse el indicador de referencia o pueden ser congeladas”, concreta Garc