LOS SALARIOS SIGUEN PERDIENDO PODER ADQUISITIVO Y AHONDANDO LA BRECHA DE GÉNERO

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado su Encuesta Anual de Estructura Salarial que, si bien recoge los datos cerrados y ya un poco lejanos de 2016, refleja la preocupante tendencia de la no recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores. Tal y como la USO denuncia, hasta el punto de haberlo hecho protagonista de nuestro lema del pasado 1º de Mayo, los salarios siguen siendo la deuda pendiente aún no satisfecha tras la crisis. Este documento es un ejemplo más que nos da la razón.

En 2016, la ganancia media anual por trabajador fue de 23.156,34 euros, lo que supuso una subida del 0,2% con respecto a 2015. Si nos fijamos en la subida del coste de la vida, que cerró un aumento del IPC del 1,6%, los trabajadores perdieron de media el 1,4% de poder adquisitivo en 2016.

Sin embargo, la encuesta refleja datos más preocupantes. Si bien ese es el salario medio, el salario mediano es aún menor: 19.432,62 euros. Esto quiere decir que la mitad exacta de trabajadores cobra menos de esa cifra, y la otra mitad exacta, más de ese salario, que ni siquiera llega a los 19.500 euros brutos. Además, el salario más frecuente es de 3.000 euros menos: 16.497,40 euros brutos es el salario más común entre los españoles que trabajan.

La brecha de género sigue golpeando a los sueldos de las mujeres, que solo cobran tres cuartas partes que los hombres: el salario medio de una mujer es de 20.131,41 euros, frente a los 25.924,43 euros de los hombres; es decir, la renta anual femenina es un 77,7% de la masculina. Y en cuanto a las receptoras de SMI, duplican de largo a los hombres: el 17,8% de las mujeres cobraba el SMI o menos; mientras que eso mismo le ocurría al 7,8% de los hombres. Brecha que también se ve en las nóminas más altas, pues los hombres que quintuplicaban el SMI eran el 9,8%, mientras que solo le ocurría al 4,9% de las mujeres.

Hostelería y Otros servicios son los sectores donde menos se cobra al año, siendo el salario medio en Hostelería de 14.125,34 euros al año, por 15.782,15 en Otros servicios. En Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado se dan los salarios más altos: 50.992,09 euros anuales.

En cuanto al tipo de jornada, los salarios de los contratos a tiempo parcial no se corresponden a la mitad de la jornada completa, sino que son mucho más bajo, de en torno al 40% de una jornada completa. Esto se ilustra mejor en el sueldo por hora, ya que los trabajadores que tienen una jornada parcial cobraban su hora a una media de 5 euros menos que quienes tenían un contrato a tiempo completo.

Tanto los sectores con menores sueldos como la jornada parcial están fuertemente feminizados, lo que repercute en que las mujeres sigan padeciendo esa brecha salarial. El el caso de la jornada parcial, las mujeres llegan a cobrar un 31,7% menos por hora que quienes están contratados a tiempo completo. También los contratos temporales tienen un pago medio inferior a los contratos indefinidos.

En cuanto a las diferencias autonómicas, País Vasco (27.480,71 euros), Comunidad de Madrid y Navarra tuvieron los salarios más altos en 2016, mientras que cerraron la tabla, por este orden, Castilla-La Mancha, Canarias y Extremadura (19.475,20 euros).